domingo, 8 de enero de 2012

Capítulo 5


No sé exactamente lo que ocurrió. Tan solo sé que pasaron breves , pero para mi  escasos segundos  y aparecí  en un espeso bosque, en el cual solo se sentían los pájaros cantar. Al cabo de  un par de segundos encontré a Alexis junto a mí.
Los pájaros pararon de cantar repentinamente. Y es que  su instinto percibía  el peligro, pero su inteligencia no les indicaba qué era lo peligroso. -
-¿Qué tal el viaje preciosa?-dijo Alexis con una reluciente sonrisa en la cara que dejaba al descubierto sus afilados colmillos-
-¿Qué ha ...?. -dije observando detalladamente el lugar.-
-Me he tele transportado.-dijo sonrojado.-
-Increíble...pero  como lo haces? –dije asombrad .-
-Pues ni idea,  al transformarme en vampiro, comencé a notar algo raro en mí , y Sarah me dijo que tenía un don...-Después del nombre de Sarah las articulaciones se me congelaron y mi corazón latió con mucha más rapidez que hace unos minutos.-
-¿Qui....quien es Sarah?.-dije recomida de celos.-
-Oh my love...tú no tienes nada que envidiarle a Sarah!
-Quien es Sarah.-Mi voz esta vez sonó algo más agresiva. Y aunque me costara de reconocer , el  cariño que  le tenía a  Alexis comenzó a  ser algo más...Y esa palabra , me avergonzaba tanto que casi no era capaz ni de pensarla , esa palabra era <<amor>>.Como imaginé , mis mofletes se enrojecieron , sin que nadie hubiera dicho nada.-
-Tranquila preciosa, ella es la que dirige el clan .Como debes imaginar, muchos vampiros a lo largo de los años han tenido descendencia, y Otto y clara han intentado matar a  dichos descendientes .La mayoría de los vampiros mueren, pero ¿y los recién nacidos ? Sarah izo un refugio para todos  aquellos que aún y de momento  eran  humanos, en un futuro vampiros, y ese refugio es a donde vamos.- Alexis no sabia el peso que me había quitado de encima, qué alivio!-
-¿Está muy lejos? , es que me estoy empezando a marear ...-Me daba la sensación que tenía la cabeza metida dentro de un horno a elevadas temperaturas, y cada vez me costaba más aguantarme de pie.-
-Mierda! .-dijo Alexis preocupado. Me cogió en brazos y corrió a velocidad vampírica, y es que solo él sabía lo que me ocurría, así que no me pude tentar a preguntarle.-
-Alexis, se puede saber por qué te preocupas tanto por mí?, solo estoy mareada.-dije quitándole importancia.-
-Sam estas sufriendo una metamorfosis.-dijo histérico.-si todo marcha bien mañana serás vampira.-
-a que te refieres con lo de que “ si todo va bien”? insinúas que hay riesgos a muerte?.-
-bellísima, un vampiro es inmortal, porque está muerto, y ya no puede morir más veces, a no ser que se queme  a causa del sol.-sonrió .Y es que parece que disfrutara viéndome quedar mal.
-ya lo ...sabia.-mis mofletes se inflaron, y se estos enrojecieron. Y la verdad es que  parecía un hámster acabado de comer.-
-Hemos llegado my lady...-dijo soltándome para que me pusiera de pie, pero estaba tan débil que no me aguantaba de pie, así que Alexis me volvió a coger y entró en el refugio a velocidad vampírica.-Sarah ,   está muy débil y en plena mutación.-
-Mia, trae un trapo humedecido con agua fría,.-dijo una voz dulce y melódica, como los cantos de los ángeles.-
-Genís, por favor tráeme un vaso de ... ya sabes.-dijo cambiando el tono de su voz. Me tumbaron en una cama, y a duras penas fui capaz de abrir los ojos. Vi a una mujer con el pelo muy rubio , largo y lacio junto a mí. Ella era muy guapa, tendría unos treinta años aproximadamente.-
-¿donde estoy?.-dije exhausta.-
-Shhh .-Alexis colocó su dedo índice en mis labios. -tranquila preciosa, estés donde estés, no hay peligro.-
-Sarah, aquí tienes tu trapo húmedo.-dijo Mía sonriendo .Tenía el pelo negro, cortito y rizado. Sus ojos eran de color miel, y también parecía ser  vampira-Tranquila, el dolor pasará rápido.-dijo intentándome calmar.-
-Sarah, el vaso de...sangre.-Dijo Genís .Era un chico alto, y el pelo en melenita color castaño, y éste tenía los ojos azules verdosos. Era muy guapo, aunque Alexis tenía un atractivo que Genís nunca llegaría a superar.- Vaya que chica más bella!.-dijo piropeándome en voz baja..
-Dáselo tú mismo.-Sarah lo escuchó y sonrió amablemente. El chico se sonrojó y avanzó a  un paso tímido .-
-Aquí tienes...
-Sam.-Dijo Alexis en un tono brusco y muy seco. Se notaba de lejos que estaba muerto de celos.-
-Bonito nombre.-Genís sonrió amable y me ofreció la taza de sangre.- Si te la tomas te encontrarás mucho mejor.-me aconsejó Genís.-
-gracias.-dije mientras cogía el vaso.-
-de nada.-dijo colocando una silla  cerca de la cama. Esa silla estaba  justo delante de la de Alexis. Aquella fue la gota que colmó el vaso .Alexis ya no se podía aguantar más, así que se levantó de la silla bruscamente y de su pecho salió un amenazante gruñido.-
-Guarda las puñeteras distancias Genís. -dijo Alexis enfurecido.-
-Alexis!-dijo Sarah con una amenazante mirada, cosa rara en ella, ya que siempre llevaba una sonrisa grabada en su rostro.-
-Adiós.-Alexis salió por la puerta del refugio a velocidad vampírica, y me dio la sensación que no lo volvería a ver nunca más.-
-Alexis!- grité con las pocas fuerzas que tenía. Quise salir tras él, y me destapé para levantarme, aunque  yo sabía que mi mareo no me lo permitiría. Aunque  precisamente, no fue el mareo quien me impidió levantarme,  fue Genís quién me sujetó de la cintura reteniéndome.-
-Sería inútil por dos motivos; Primero  porque estas en plena mutación, y porque él ha salido corriendo a velocidad vampírica , no lo encontrarías, a no ser que él se dejara encontrar.-
-Quiero ir en busca de él.-Me desenredé de los brazos de Genís y salí corriendo. A cada paso mi dolor de cabeza empeoraba y la vista se me empezó a nublar. Perdí el equilibrio y mi cuerpo se desplomó. Pero antes de que chocara contra el suelo , Mia  vino hacia mí a velocidad vampírica y antes que cayera me cogió en brazos y me condujo a mi cama de nuevo.-
-Tranquila, Alexis está bien, el enfado se le pasará.-Mia me sonrió .Aquella sonrisa me tranquilizó bastante.-
-Pero Sam , a quién se le ocurre correr en una transformación!.-dijo Genís alterado.-
-Culpable?-dije sin fuerzas.-
-Te encuentras peor por que al hacer ejercicio tu transformación se ha desarrollado diez veces más rápido que si hubieras estado haciendo reposo.-Explicó Genís.-Anda Sam , bébete el baso de...sangre.-siempre dudaba  de si decir la palabra “sangre “ o no.-
- Claro....- dije mirando fijamente el vaso con los cristales tintados. Cogí el vaso de sangre y con todo el asco del mundo me lo bebí de un trago. Saboreé un poco, y me quedé sorprendida con su gusto. Cuando hace unos meses me corté, lamí la sangre solo por curiosidad y tenía un asqueroso gusto a hierro, pero el gusto de aquella era distinto. Era  dulce

2 comentarios:

  1. Vale.
    Con razon decias que este capitulo era uno de tus favoritooooooooooooos!
    I love this chapter!
    Y anda... Comenta en mi blog :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta! Espero próximamente el siguiente. ^.^

    ResponderEliminar