domingo, 22 de enero de 2012

Hard-Fi - Good For Nothing [OFFICIAL MUSIC VIDEO] OUT NOW!


Escuchen la cancioon!!
Pronto subire mas capitulos, ultimamente estoy muy ocupada :)

martes, 10 de enero de 2012

Capítulo 6

-¿qué tal ?.-Dijo Sarah extendiendo su mano para que le diera el vaso.-
-Estaba...rica.-me sonrojé.-
- no tienes de que avergonzarte.-
-En fin te dejamos que duermas tranquila, ya son las onze de la noche.- dijo Mia.-
-Gracias....-dije sonriendo.-
-Una cosa...-dijo Genís.-
-dime.-contesté.-
-Quieres dormir...abajo?.-dijo enrojecido , aunque no sé de qué.-
-Ay un piso abajo ?.-dije curiosa.-
-Es que, si la luz solar tocase a Sarah o a muchos de los vampiros que hay en el refugio morirían quemados, así que se construyó un sub piso para que  la luz solar no les dañara.-
-Bien...y tú me estas diciendo que si quero dormir en el sub piso?
-yo dentro de poco también are la mutación , así que suelo dormir allí...-se enrojeció mas aun.-
-espera, me estas diciendo que si quiero dormir en el sub piso contigo?.-
-No, con migo no, pero sí en mi habitación.-dijo Genis .De tan rojo que estaba su cabeza parecía un tomate.-
-No...no creo que eso sea posible , es que yo...-necesitaba inventarme una excusa rápidamente.-estoy saliendo con Alexis , y ya has visto lo celoso que se pone , así que ....no ay mas habitaciones en el sub piso libres?.-
-Claro-dijo encogido de hombros.-
-Pues en cualquiera de esas, por favor.-
-Así que estás saliendo con Alexis...No hacéis muy buena pareja...-insinuó.-<<mierda, vaya excusa me he inventado...>>pensé.-
-Em...sí así es...-mi tono de voz sonó inseguro.-
-Os habéis besado?.-dijo buscándole tres pies al gato.-
-P…pp.. pues claro,.-<<Ojalá>>pensé .-
-En la boca supongo,.-dijo esta vez sonriendo.-
-Haber Genís, yo amo a Alexis, yo estoy saliendo con él , yo me besé con el y no dormiré contigo porque no  me interesas.-me quedé la mar de bien en soltarle todo aquello a Genís.-
-Bellísima...Qué tal mi vida te encuentras bien?.-<<Joder, joder , joder...>>pensé histérica. Me di la vuelta lentamente y vi a Alexis inmóvil junto a la puerta. Había soltado todas aquellos disparates delante de Alexis y yo sin imitarme <<bravísimo>>pensé más nerviosa aún.-
-Cuanto tiempo llevas ahí?.-dije exhausta.-
-El suficiente mi vida.-me dijo Alexis.-
-Bueno novietes os dejo.-dijo Genís con un toque de gracia en su rostro, aunque en su mirada había pena y dolor. Alexis  se acercó a mí , me abrazó y me besó en los labios.<<Oh dios...>>pensé mucho más  calmada que antes. Disfruté tanto de su dulce pero breve beso...Cuando despegó sus dulces labios de los míos, y mi boca quedó libre me pude despedir de Genís.-
-E....p...pues hast...a mañana Genís...-Los ojos se me quedaron como un par de naranjas después de lo ocurrido.-
-Adiós!.-dijo finalmente Genís. Cuando este se marchó , miré fija pero dulcemente a Alexis.-
-S...se puede saber porque narices has....has echo eso?.-dije confusa.-
-Bellísima, según tú estamos saliendo, me amas  y nos hemos besado más de una vez. Yo no recuerdo nada de eso, pero si lo dices tú ya me vale.-dijo sonriendo con voz atractiva.-
-Alexis, Genís  quería que yo durmiera con él , y no...no sabia que excusa poner...-
-Pues podrías haberle dicho que dormirías con migo, ya que eso es verdad.-
-Que voy a ¿qué?.-dije con la mandíbula desencajada.-
-My live , si no quieres no te obligaré...-dijo entre risas.-
-Alexis  no...estamos saliendo y no nos hemos besado más de una vez...-
-Hace poco dijiste que me amabas , es que ya no me amas?.-
-Insinúas que yo te  amo?.-<<Ni que fuera adivino...>> pensé.-
-Se nota de lejos preciosa.- rodeó mi cintura con sus brazos y nos quedemos a escasos centímetros de darnos un beso de nuevo .Así estuvimos varios minutos , hasta que él me soltó de golpe . - Lo sabía.-sonrió atractivo.-
-el qué?.-dije sin comprender.-
-Si no me amaras, te abrías intentado desenredar de mis brazos, en cambio, has permanecido esperando a que te besara, ¿o me equivoco? Dijo Alexis acertando por completo.-
-Pues...-<<no, no te equivocas>>pensé. Basta, me pasaba el día pensando, ¿y cuando saldría del armario y diría las cosas claras? Pues me decidí y muerta de vergüenza respondí.-no, no te ...equivocas.-pero es que estaba loca? Que había hecho!-
-Entonces , si me amas y yo te digo que también te amo, se podría decir que estamos saliendo juntos?.-dijo  acariciándome suavemente el pelo.-
-Puues ...supongo que...- No podía creerme que iba a decir aquello.-supongo que sí.-dije tragando saliva.-
-Entonces ya no has mentido a Genís.-Nunca le había visto sonreír de  aquella manera. Era una mezcla de felicidad y de sorpresa.-
-Si, supongo que no le he mentido...-Se acercó a mí y me besó en los labios. Esta vez fue distinta. Esta vez, mientras me besaba ,me despreocupé de todos los problemas de mi alrededor. Me cogió por la cintura y me abrazó con fuerza. Y en ese momento me dejó de besar de golpe para susurrarme al oído.-
-Mi vida ,qué tal si bajamos al sub piso?, dentro de poco saldrá el sol , y no querrás que nos chamusquemos ,¿verdad?.-
-Claro que no.-sonreí cansada. Así que me condujo a unas escaleras donde todo estaba oscuro y no había  ni luz artificial.-
-Bellísima , dormirás en mi habitación?.-sonrió disimuladamente.- -Claro.-me cogió de la mano.-Gracias.-sonreí .Alexis sabía perfectamente que no veía ni un pijo, y si no me agarraba caería escaleras a bajo.- dijo Alexis .yo , sonreí avergonzada .Y es que hacía tiempo que me acostumbré a sus piropos pero este era nuevo.-Es aquí.-  entremos en una habitación y cerró la puerta de un porrazo, entonces fue cuando al fin encendió la luz. Era una gran habitación con las paredes de color mate. Había un frigorífico, una cama y un armario.-
-Que...-no había casi palabras para describir aquella cutre habitación. Alexis sonrió.- bonita?.-aquella no era la palabra ideal.-
-Es que no necesito nada más; la nevera esta llena de sangre, la cama para descansar  y la ropa para vestirme.-dijo Alexis.-
-Alexis...-fruncí el ceño y me encogí de hombros.-de donde sacáis la sangre...?-
-De donde crees que la sacamos...?-
-De humanos?-dije impotente.-
-No es mi culpa ser lo que soy...!.-exclamó.-
-lo sé , pero hay humanos inocentes que ...-dije casi llorando .-
-Mi  amor, ya lo sé, pero qué otra opción hay?-
-Ninguna...-Musité.-
-Es  lo que somos, y no lo podemos cambiar.-dijo Alexis abrazándome.-
-Alexis...- dije casi inconsciente.-         
-Oh Sam estás ardiendo... , lo mejor será que duermas , mañana ya estarás bien.-me dijo a susurros.-
-Y tu no duermes?.-pregunté confusa.-
-Yo nunca duermo bellísima.-dijo mientras me besaba brevemente en los labios.-Buenas noches preciosa.-Parecía que yo disfrutara con cada beso, que lo saboreara, como si a un niño pequeño le dan a probar el mas dulce y rico de los caramelos.-
-Buenas noches  Alexis.-sonreí disimuladamente, tan disimulada fue mi sonrisa que Alexis ni si quiera la percibió.-

domingo, 8 de enero de 2012

Capítulo 5


No sé exactamente lo que ocurrió. Tan solo sé que pasaron breves , pero para mi  escasos segundos  y aparecí  en un espeso bosque, en el cual solo se sentían los pájaros cantar. Al cabo de  un par de segundos encontré a Alexis junto a mí.
Los pájaros pararon de cantar repentinamente. Y es que  su instinto percibía  el peligro, pero su inteligencia no les indicaba qué era lo peligroso. -
-¿Qué tal el viaje preciosa?-dijo Alexis con una reluciente sonrisa en la cara que dejaba al descubierto sus afilados colmillos-
-¿Qué ha ...?. -dije observando detalladamente el lugar.-
-Me he tele transportado.-dijo sonrojado.-
-Increíble...pero  como lo haces? –dije asombrad .-
-Pues ni idea,  al transformarme en vampiro, comencé a notar algo raro en mí , y Sarah me dijo que tenía un don...-Después del nombre de Sarah las articulaciones se me congelaron y mi corazón latió con mucha más rapidez que hace unos minutos.-
-¿Qui....quien es Sarah?.-dije recomida de celos.-
-Oh my love...tú no tienes nada que envidiarle a Sarah!
-Quien es Sarah.-Mi voz esta vez sonó algo más agresiva. Y aunque me costara de reconocer , el  cariño que  le tenía a  Alexis comenzó a  ser algo más...Y esa palabra , me avergonzaba tanto que casi no era capaz ni de pensarla , esa palabra era <<amor>>.Como imaginé , mis mofletes se enrojecieron , sin que nadie hubiera dicho nada.-
-Tranquila preciosa, ella es la que dirige el clan .Como debes imaginar, muchos vampiros a lo largo de los años han tenido descendencia, y Otto y clara han intentado matar a  dichos descendientes .La mayoría de los vampiros mueren, pero ¿y los recién nacidos ? Sarah izo un refugio para todos  aquellos que aún y de momento  eran  humanos, en un futuro vampiros, y ese refugio es a donde vamos.- Alexis no sabia el peso que me había quitado de encima, qué alivio!-
-¿Está muy lejos? , es que me estoy empezando a marear ...-Me daba la sensación que tenía la cabeza metida dentro de un horno a elevadas temperaturas, y cada vez me costaba más aguantarme de pie.-
-Mierda! .-dijo Alexis preocupado. Me cogió en brazos y corrió a velocidad vampírica, y es que solo él sabía lo que me ocurría, así que no me pude tentar a preguntarle.-
-Alexis, se puede saber por qué te preocupas tanto por mí?, solo estoy mareada.-dije quitándole importancia.-
-Sam estas sufriendo una metamorfosis.-dijo histérico.-si todo marcha bien mañana serás vampira.-
-a que te refieres con lo de que “ si todo va bien”? insinúas que hay riesgos a muerte?.-
-bellísima, un vampiro es inmortal, porque está muerto, y ya no puede morir más veces, a no ser que se queme  a causa del sol.-sonrió .Y es que parece que disfrutara viéndome quedar mal.
-ya lo ...sabia.-mis mofletes se inflaron, y se estos enrojecieron. Y la verdad es que  parecía un hámster acabado de comer.-
-Hemos llegado my lady...-dijo soltándome para que me pusiera de pie, pero estaba tan débil que no me aguantaba de pie, así que Alexis me volvió a coger y entró en el refugio a velocidad vampírica.-Sarah ,   está muy débil y en plena mutación.-
-Mia, trae un trapo humedecido con agua fría,.-dijo una voz dulce y melódica, como los cantos de los ángeles.-
-Genís, por favor tráeme un vaso de ... ya sabes.-dijo cambiando el tono de su voz. Me tumbaron en una cama, y a duras penas fui capaz de abrir los ojos. Vi a una mujer con el pelo muy rubio , largo y lacio junto a mí. Ella era muy guapa, tendría unos treinta años aproximadamente.-
-¿donde estoy?.-dije exhausta.-
-Shhh .-Alexis colocó su dedo índice en mis labios. -tranquila preciosa, estés donde estés, no hay peligro.-
-Sarah, aquí tienes tu trapo húmedo.-dijo Mía sonriendo .Tenía el pelo negro, cortito y rizado. Sus ojos eran de color miel, y también parecía ser  vampira-Tranquila, el dolor pasará rápido.-dijo intentándome calmar.-
-Sarah, el vaso de...sangre.-Dijo Genís .Era un chico alto, y el pelo en melenita color castaño, y éste tenía los ojos azules verdosos. Era muy guapo, aunque Alexis tenía un atractivo que Genís nunca llegaría a superar.- Vaya que chica más bella!.-dijo piropeándome en voz baja..
-Dáselo tú mismo.-Sarah lo escuchó y sonrió amablemente. El chico se sonrojó y avanzó a  un paso tímido .-
-Aquí tienes...
-Sam.-Dijo Alexis en un tono brusco y muy seco. Se notaba de lejos que estaba muerto de celos.-
-Bonito nombre.-Genís sonrió amable y me ofreció la taza de sangre.- Si te la tomas te encontrarás mucho mejor.-me aconsejó Genís.-
-gracias.-dije mientras cogía el vaso.-
-de nada.-dijo colocando una silla  cerca de la cama. Esa silla estaba  justo delante de la de Alexis. Aquella fue la gota que colmó el vaso .Alexis ya no se podía aguantar más, así que se levantó de la silla bruscamente y de su pecho salió un amenazante gruñido.-
-Guarda las puñeteras distancias Genís. -dijo Alexis enfurecido.-
-Alexis!-dijo Sarah con una amenazante mirada, cosa rara en ella, ya que siempre llevaba una sonrisa grabada en su rostro.-
-Adiós.-Alexis salió por la puerta del refugio a velocidad vampírica, y me dio la sensación que no lo volvería a ver nunca más.-
-Alexis!- grité con las pocas fuerzas que tenía. Quise salir tras él, y me destapé para levantarme, aunque  yo sabía que mi mareo no me lo permitiría. Aunque  precisamente, no fue el mareo quien me impidió levantarme,  fue Genís quién me sujetó de la cintura reteniéndome.-
-Sería inútil por dos motivos; Primero  porque estas en plena mutación, y porque él ha salido corriendo a velocidad vampírica , no lo encontrarías, a no ser que él se dejara encontrar.-
-Quiero ir en busca de él.-Me desenredé de los brazos de Genís y salí corriendo. A cada paso mi dolor de cabeza empeoraba y la vista se me empezó a nublar. Perdí el equilibrio y mi cuerpo se desplomó. Pero antes de que chocara contra el suelo , Mia  vino hacia mí a velocidad vampírica y antes que cayera me cogió en brazos y me condujo a mi cama de nuevo.-
-Tranquila, Alexis está bien, el enfado se le pasará.-Mia me sonrió .Aquella sonrisa me tranquilizó bastante.-
-Pero Sam , a quién se le ocurre correr en una transformación!.-dijo Genís alterado.-
-Culpable?-dije sin fuerzas.-
-Te encuentras peor por que al hacer ejercicio tu transformación se ha desarrollado diez veces más rápido que si hubieras estado haciendo reposo.-Explicó Genís.-Anda Sam , bébete el baso de...sangre.-siempre dudaba  de si decir la palabra “sangre “ o no.-
- Claro....- dije mirando fijamente el vaso con los cristales tintados. Cogí el vaso de sangre y con todo el asco del mundo me lo bebí de un trago. Saboreé un poco, y me quedé sorprendida con su gusto. Cuando hace unos meses me corté, lamí la sangre solo por curiosidad y tenía un asqueroso gusto a hierro, pero el gusto de aquella era distinto. Era  dulce

sábado, 7 de enero de 2012

capítulo 4

Hay veces que sin que nos demos cuenta el tiempo pasa mucho más rápido de lo que nos pensamos. Miercoles, dia de la cita con Alexis.
<<Joder!>>dije a gritos .
- Sam  qué te ocurre?-dijo mi padre desde el cuarto de aseo.-
-Emm nada papá...,una cosa ,solo por curiosidad ,¿ qué día es hoy? -dije muy preocupada sin apenas aliento para hablar.
-¿Hoy?...creo que estamos a martes, ¿por ?-dijo con la boca llena de pasta de dientes.-
-Pues por nada...-No me lo podía creer, mañana era la cita, mañana era mi cumpleaños y mañana por el medio día vería a toda mi familia, que por cierto ya hace casi dos años que no les visitaba y viceversa.-Bueno,...en realidad lo decía por que hoy, igual que ayer y anteayer me duele bastante la barriga .-cosa que por una vez era cierta.- y quiero estar buena mañana ,o si no no podré probar la tarta de la abuela.-sonreí alegre.-
-Pues ...- Le miré con cara de pocos amigos. -claro, claro, pero intenta no faltar demasiado a... -Me dirigí hacia él y le abracé.-
-Lo sé papá .- Le besé en la mejilla.- En fin llegarás tarde a tu nuevo trabajo. -Papá en dos años no había conseguido tener un empleo fijo , y lo ponían como substituto de alguna baja o de algún desafortunado accidente  por parte del trabajador. Pero lo llamaron de una empresa a la cual les hacían falta los servicios de mi padre, y lo contrataron.-
-Esperemos  que no! -me besó en la frente y se marchó escaleras a bajo, mi madre y mi hermano  se habían marchado hace media hora, y la casa era mía de nuevo.
Me preparé un elegante vestido sobre la cama, para la supuesta cita con Alexis, pero hubo algo que no entendí, ¿para qué quería  Alexis que me preparara una maleta con ropa para más de un mes?   
Aburrida me senté en el sofá y miré la hora que marcaba el reloj que había colgado en la pared, y solo habían pasado diez minutos.
Intenté de todo; puzles, sopas de letras , manicura,...pero nada hacía que el tiempo pasara más rápido, al contrario lo único que conseguí fue aburrirme más de lo que ya estaba. Era como si me hubiera viciado a algo, y es que ese algo no sabía ni lo que era,...o puede que sí .Lo que quería, aunque me diera vergüenza de reconocer, era...a Alexis...Tenía casi la necesidad de estar junto a él, así que lo primero que se me ocurrió fue llamarlo.
Descolgué el auricular y busqué  el teléfono de Alexis, el cual se quedó gravado tras su mensaje. Pulsé a “llamar”, y unos breves segundos pasaron antes de que Alexis pudiera contestarme.
-Dime bellísima.-me sorprendió que supiera que era yo.-
-Emm...hola Alexis, es que, decía que si podíamos quedar hoy en vez de mañana, si no te importa...
-¿Impaciente?.-dijo entre risitas.-
-Yo? Que va!.-dije mientras me masajeaba la sien con mi mano libre.-
-En seguida voy, y lo siento por si te doy un susto.-colgó de golpe.-
-¿Qué? -dije sin capacidad de comprender la última frase.-
-Hola princesa, te ha parecido lo suficiente rápido?-Los músculos se contrajeron de golpe y lo único que salió de mi boca fue un escalofriante grito que dejó a Alexis medio sordo.- Yo me disculpé hace unos segundos ,se puede decir que fuiste avisada por antelación.-sonrió
-¿Qu...qu...?.-No era capaz ni de formular una sola palabra<<¿qué narices hacía Alexis en medio de mi salón?>>,<< pero si no hacía mas de dos segundos yo estaba hablando con él por teléfono!>>.-Vale esto ya se pasa de la raya, sal de mi casa...!.-dije con los nervios rotos.-
-Pero si fuiste tú la que me llamó!.-dijo confuso.-
-Lo sé pero no esperaba que aparecieras en  medio del salón instantáneamente!-
-En fin si quieres que me baya...-suspiró.-
-No...! No te vayas... era solo que....en fin...-<<Vaya rotura...>>pensé.-¿ Cómo lo has echo ? .-dije sorprendida .-
- Haber esto va a costar más de lo que me pensaba preciosa.- dijo con el ceño fruncido.-Sam, tú en realidad,...eres adoptada.-Aquellas disparatadas palabras me hicieron incluso gracia.-
-Estás de huasa verdad?.-dije aún entre risas.-
-No.-Alexis permaneció inmóvil  junto a mí.-
-Haber, una de dos,  o esto es una broma de muy mal gusto , o estás borracho.-dije  desorientada.-
-Pues no es ninguna broma bellísima, siento decepcionarte.-
-No puede ser, esto es un disparate.-dije asustada.-
-No lo es, tus padres eran diferentes a los demás, nunca salían a la calle , y pocas veces hablaban con alguien de fuera .En eso no había ningún problema, pero cuando naciste tú, Otto y Clara te querían matar ,ya que les parecías una amenaza para los de nuestra especie, y por eso tus padres  te dieron en adopción , a la semana ya tenías una nueva familia .Pero cuando Otto y Clara se enteraron fueron a buscar a tus padres  no adoptivos y los ...los mataron.- Aquella historia no tenía ni pies ni cabeza , pero a pesar de eso , me entraron ganas de llorar y mi corazón comenzó a palpitar mucho más rápido de lo normal.-
-Alexis... no tiene sentido... ni tampoco no creo apropiada este tipo de bromas... Así          que vete...-dije , ara sí , con lágrimas en los ojos. Aun así, en el mas profundo rincón de mi cerebro , notaba pena , aunque yo  creyera que aquello era un disparate como una casa.-
-Sam, tú a los 17 años...-su rostro se volvió casi inexpresivo .-sufrirás una especie de mutación y  tu cuerpo ansiará la sangre , te quemarás  si hay algún tipo de contacto con el sol ... en breves palabras ...Que serás vampira.- Después de aquellas palabras cada vez dudaba más de la palabra de Alexis .-
-Oh dios mio...-retrocedí un paso de Alexis, con la cara empapada de lágrimas.- Tú..... me quieres volver loca? A caso me estas diciendo que tu eres un....Oh santo cielo ....eres uno... eres uno de ellos.-dije con voz temblorosa.-
-No, Sam, somos uno de ellos.-dijo corrigiéndome con una triste sonrisa en la cara.- Siendo sincero, yo tan solo hace un par de meses que soy así, y he venido desde muy lejos a que tú sufras la mutación lejos de humanos.-Ahora las piezas de mi puzle comenzaban a encajar aunque solo fuera un poquito ; Alexis era pálido, tenia los ojos rojos , aunque solo temporalmente, se desplazaba velozmente, y se ...tele transportaba, en realidad no faltaban piezas en mi puzle , solo las tenia desordenadas.-
-Por eso querías llevarme con tu moto Yamaha?.-dije algo mas calmada, aunque seguía pensando que aquello era un sueño.-
-Quería llevarte al bosque, lejos de aquí, no quería que pudieras dañar a tus seres queridos, ya que la sed de sangre es muy modesta y no te puedes controlar hasta un par de meses después de tu mutación.-
-Alexis...-dije ya concienciada.-
-¿Bellisima?-dijo acercándose a mi sigilosamente.-
-¿Mis padres saben lo que soy?-
-No.-su rostro permaneció serio.-
-Perfecto...-las lagrimas invadieron de golpe mi rostro. Alexis me rodeó con sus brazos intentándome calmar.-
-Yo hace muy poco también pasé por eso, mis padres también eran vampiros, y Otto y Clara me consideraron una amenaza, mis padres no fueron tan afortunados como los tuyos en varios sentidos. Ellos no tuvieron a nadie con quien quedarme, y fui directo al orfanato. Cuando Otto y Clara  me fueron a buscar y  yo no estaba con mis padres,  por eso también... los mataron. -
-¿Como los mataron...?-me sentí muy incomoda formulando esa pregunta. Alexis  sonrió  apenado, pero en sus ojos  se veía claramente como la furia, la  rabia y la  impotencia  yacían dentro de él.-
-Los ataron con cadenas en un salón, en el cual el techo se podía desplazar, y al medio día Otto ordenó que abrieran la cúpula. Ellos  murieron a causa de que su fría piel toco los ardientes rayos solares...-Su rostro ya no mostraba ningún tipo de expresión. -
-y ¿quienes son Otto y Clara?
- Otto y clara fueron  los dos primeros  vampiros en existir, así que se consideran  los creadores de nuestra especie.-
-¿Pero ellos no tienen origen? , Si era una nueva especie, y sus progenitores eran humanos, como llegaron a ser vampiros?
-La peste.-dijo Alexis con cara de asco.-Ellos nacieron en la época medieval, en el momento que la peste era la enfermedad  más contagiosa y peligrosa con riesgos a muerte. Ellos tienen  un tipo de célula  distinta a la de los demás, que con el contagio de la peste, no enfermaba sino que absorbía la enfermedad y esta quedaba retenida dentro del organismo.
Pero un día de mucho frío, Otto  estaba jugando con unos amigos cerca del rio helado, entonces tropezó y cayó de espaldas al río.
La gente lo dio por muerto, pero no fue así. Las células que hasta entonces habían retenido  montones de enfermedades, hicieron  una especie de metamorfosis por el brusco cambio de temperatura del rio helado, y la peste actuó sobre dichas células, transformando a Otto en el primer vampiro de toda la era.
Y en cuanto a Clara, fue la primera esposa de Otto, y él la codiciaba tanto que el mismo día de la boda, la hizo inmortal.-explicó Alexis.
-Genial, y como es de suponer, luego Otto fue mordiendo a gente hasta llegar al punto actual. Y no permite que otros  inmortales tengan hijos para no desproporcionar el número de vampiros con  el de humanos.-dije sacando mi propia teoría.-
-Hum...además de preciosa inteligente...-dijo Alexis con un tono más alegre.-
-Si, que te lo crees...-mis mofletes se enrojecieron.-
-En fin, “my lady”, no nos íbamos?-dijo en tono seductor con una  atractiva sonrisa en su rostro.-
-desde cuando hablas en ingles?
-porque  estuve gran parte de mi vida viviendo allí con mi tío, justo 1 mes después de la muerte de mis padres me mudé a vivir allí.

-Es que... quiero llamar a mi madre, o si no se pensara que me he fugado de casa y...-
-No puedes hacer eso bellísima.-dijo interrumpiendo mi turno de palabra.- Si se piensan que te has fugado mejor, no podemos dejar pistas  de lo que somos, ni con quien fuiste. Y es que eso nos lleva a policías, mosos de escuadra y ambulancias, y como les de por hacernos pruebas, y vean que no tengo pulso ,se quedarán incluso en el sitio , me investigarán y eso llevará a Otto y a clara a intervenir o matar a agentes de policía , y si yo saliese vivo de esta , ellos se asegurarían de matarme.- me dejó casi sin palabras.-
-De acuerdo, pero me llevo el móvil.-dije entre risas.-
-Total a donde vamos no hay cobertura...-rio entre dientes. De golpe salió el sol y unos finos rayos de luz entraron por la ventana. A Alexis  le entró un ataque de pánico.-De prisa cógeme de la mano!-dijo casi a gritos.  Me acerqué muy deprisa y  lo abracé. 

jueves, 5 de enero de 2012

Capítulo 3

Cogí las llaves de mi bolsillo y abrí la puerta de mi casa.                                            -¿Mamá?-nadie contestó, así que supuse que había llevado a Erik a
el colegio .Entré en la casa y cerré la puerta de un porrazo. Minutos después llamaron al teléfono fijo de casa. Indecisa , me acerqué al aparato y lo descolgué.
-¿Diga?-dije lo más alegre posible, con la intención de que el que estaba al otro lado del teléfono no se pensara que había llamado a una funeraria.-
-¿Hola, es la familia Klenn?,llamo de la pastelería Aryel, soy Cleo.-Dijo una voz muy femenina.-   ¿Hablo con la sra.Susan Klenn?
-...Más o menos...bueno soy su hija.- la dependienta se quedó en silencio.-¿ ocurre algo?-dije poco preocupada.-
-No no... en fin llamaré al teléfono móvil de la sra.Susan,  creo que fue con ella con la que hablé de...bueno...Adiós, que tenga un buen día, y...¡ feliz cumpleaños! .-la muchacha colgó al poco rato de que se enterase de que yo era la cumpleañera.
Y estaba muy claro lo que mi madre llevaba en mente. Una fiesta sorpresa. aunque en aquel momento la sorpresa se esfumó gracias a la joven y torpe dependienta. Había encargado una tarta en la mejor pastelería  de California y supongo que también habría llamado a mis abuelos y a mis tíos, eso incluyendo a mis dos primas; Natalie y Nicole.
<<Mierda>>susurré. No había caído con lo de Alexis, y es que aún no me podía creer que fuera en serio. ¿Pero es que ese chico  no estaba bien del tarro? En qué cabeza cabe toda aquella historia de que me moriré bajo el sol, ¿Porqué, por un descuido de la cremita solar? Aquella frase me produjo una ligera sonrisa en mi rostro.

Había algo muy atractivo en Alexis , quizás sus ojos o tal vez no eran sus ojos ,tal vez fuera su mirada, o bien su suave pelo negro, o sus dulces labios...Pero fuera tonterías, tenia cosas más importantes que hacer! ( mentira)
 Tan solo quedaban dos días para mi cumpleaños, ¿ Y si por un momento ...supusiera que todo aquello era cierto? , ¿Y si resulta que todas esas mentiras son verdades? , ¿ Y si mi piel no aguanta por cualquier motivo y se quema con el contacto del sol? Aquella fantasiosa historia me estaba poniendo incluso algo histérica, así que me dirigí a la cocina y abrí el frigorífico.<<Haber, haber....>>dije mientras buscaba el helado de chocolate que mamá me compró hace un par de días. Tardé poco en localizar  la tarrina, a pesar de que estaba en el fondo del frigo , el color marrón destacaba de lejos.
Cogí dicha tarrina y volví hacia el salón, donde me senté cómodamente, y volví a el tema original; Alexis.
Y pensándomelo mejor, haré la maleta para un mes ,como me dijo, a las siete de la mañana estaré pie, me llevará con su moto “Yamaha”, a dar un paseo y supongo k me llevará a algún sitio por...mi cumpleaños! Qué estúpida que he sido! Alexis solo intentaba darme una sorpresa y yo como una testarudo único que hacia era negar continuamente.

En ese preciso momento, el buzón de voz sonó, interrumpiendo mi monólogo mental.
-Tiene un mensaje de voz nuevo, si quiere escucharlo pulse uno, si quiere ponerse en contacto con el remitente pulse dos.-Me acerqué al aparato y pulsé el número uno.-Ha pulsado el número uno.-<<viva la inteligencia...!>>pensé.-El mensaje  de voz se escuchará en breves instantes.-Hubo varios segundos en silencio hasta que al fin una voz joven y masculina comenzó a hablar.
-Hola bellisima, soy Alexis. Si en estos instantes estuvieses a mi lado te haría...Si quieres saber lo que va después de esos puntos suspensivos llámame, preciosa.-Me quedé de piedra después de escuchar aquello, pero a la vez me quedé algo avergonzada, y es que era tan romántico...-Si quiere llamar al remitente, pulse dos. Enseguida marqué el número dos.-Ha marcado el número dos.-<<Joder...>> susurré. Pasé un solo segundo en espera, y la atrevida voz de Alexis sonó tras el auricular.-
-Baya, baya...Pero si  mi hermosura me ha llamado casi instantáneamente, un poco más y no me da tiempo de enviar el mensaje de voz.-Me alegré de no estar delante suyo, porque mis mofletes se enrojecieron  exageradamente.-
-Em... ¿Que querías decirme ,Alexis?.-dije con voz algo tímida pero a la vez reshulona.-
-Pues en realidad sólo quería escuchar tu voz.-Esta vez su voz sonó algo avergonzada, cosa rara en Alexis.-
-¿Q...ué?-dije con los ojos fuera de sus órbitas.-
-¿Qué te ocurre, aún no te as acostumbrado al gran afecto amistoso que te tengo?
-¿A eso le llamas afecto?.-contesté sobresaltada.-
-Si quieres le cambio el nombre...-una risa juguetona pero atractiva sonó desde el otro lado del teléfono, y a pesar de que cogí aire para contestar algo que le hiciera quedar mal, me  colapsé ,como si todo el  vocabulario lo hubieran metido en bolsas y lo hubieran tirado desde un acantilado.-
-En fin Alexis, ¿nada más?, pues hasta el miércoles...-dije despreocupada, pero no caí hasta que mentalmente repetí la frase de nuevo. <<Mierda!>>.-pensé
-Mira qué bien! No hará falta ni que te rapte, si vendrás con migo voluntariamente!-dijo con tono alegre- Pero si es voluntario es por que te apetece estar con migo, ara va a resultar que el macho ha conseguido atraer a la hembra.-Mis mofletes se hincharon y estos, como siempre, se enrojecieron .
-No soy un primate o una gacela para que me trates de hembra.-Dije con los nervios alteradísimos a causa de la vergüenza. Y es que será como el dicho; cuando abro la boca sube el pan.-  y lo...del miércoles , solo...bueno que por un día....Es decir que un día es un día y...que si que iré contigo...creo, si no me muero antes, vaya...- Hubo un largo silencio de aproximadamente cinco minutos.-
-...Si tú mueres yo iré al Hades y moriré también–qué melodramático se puso...Pero almenos sonrió, aunque fuera sin ganas- en fin “my lady...”
-Dímelo.-dije interrumpiendo su frase. Él sonrió orgulloso.
-Bellísima.
-No...!Me refiero que me traduzcas eso de “my lady”.-
-Mi chica.-Alexis rio y comenzó a juguetear con el cable del teléfono.-Entonces hasta el miércoles.-
-Hasta el miércoles.-dije yo con una sonrisa en la cara.-

lunes, 2 de enero de 2012

Capítulo 2

No avancé mas de veinte metros de mi casa y alguien me llamó, aunque no por mi nombre.
-Hola preciosa- Aquel individuo estaba justo detrás mio.-¿Qué tal estas mi vida? -Un escalofrío me recorrió la espalda , hasta llegar a  las piernas.
-¿Quién eres?-Dije asustadísima sin ser capaz de dar media vuelta Mi voz sonaba temblorosa. Tenia tanto miedo que graves ideas me llegaron a la mente <<¿Era un fumeta o alcohólico  que me quería matar o violar?>>,<<¿Iba armado?>>Al pensar aquellas espantosas  situaciones lo único que conseguí fue tener mucho mas miedo del que tenia antes.-                                                                  
-¿Oh dios .., no me has reconocido ,verdad?  -dijo en tono vacilón. Me detuve  unos segundos a pensar, y su voz no parecía de un hombre de mas de veinte años, i ni mucho menos la voz de un borracho. Así que me di media vuelta y los ojos se me quedaron como naranjas<<madre mía>>pensé. Un chico de piel muy pálida y el pelo negro estaba junto a mi. Aproximadamente tenía unos 17 años, no creo que más, y tenía  los ojos de color caramelo, pero  momentáneamente iba tirando hacia un color rojo intenso, y es que en ese momento no me importaba en absoluto el color de sus ojos .el caso es que era guapísimo--                                                                              -¿Sigues ahí?  -Dijo el individuo.-                                                                                                              -Em...claro ,claro...- Dije avergonzada. Y es que miré mi reloj de pulsera y ya habían pasado varios minutos, en los cuales yo examinaba al chico de arriba a abajo.- Lo siento.. ¿Te conozco de algo?- mis  mofletes  se enrojecieron y estos se hincharon.-
-¿De verdad que no me recuerdas ?-Aquella manera de hablar que tenia cuando se dirigía hacia a mi me resultaba algo incómoda.-
-Lo siento de nuevo...-Agaché la vista hacia el suelo , mientras negaba ligeramente con la cabeza .-                                                                  -Sam...yo...- ¡Sabía mi nombre! Me quedé totalmente  paralizada,   sin movilidad ninguna .Puede que fuera adivino...Solo ...“puede...”-                 -¿Qué?-dije insegura de mi misma-¿Has dicho Sam, verdad?-El chico sonrió y me abrazó.-                                                                                       -Soy Alexis- Me dijo a susurros. Las vergüenzas se me pasaron de golpe. Esa persona que tanto había añorado en dos años estaba aferrada a mí. Había hecho tantos cambios en tan solo dos años...Su piel era pálida y al tacto helada, y sus ojos en ese momento eran rojos como la sangre<<Llevará  lentillas...>>pensé.-  Te he estado buscando  durante tanto tiempo y por tantos sitios distintos...-Dijo  Alexis mientras me besaba en el cuello-                                                                                                                -Espera...-dije sorprendida y confusa- hay varias cosas que quiero tratar antes de que la cosa llegue a pasarse de la raya ; primero: Alexis ,siendo sincera... eres...en fin...estas...Creo que ya me entiendes - Él sonrió de forma atractiva, cosa que hizo que mis mofletes volvieran a su color rosado de siempre.-pero...creo que sigues siendo mi mejor amigo, y no pienso perderte una vez más. Así que no quiero salir....contigo ni nada....-<<De momento...>> pensé. Alexis permaneció en silencio – y ...Segundo, explícame ...Tus ojos son..., y tu piel...pero es que ....dejémoslo estar ...da igual...-Mi voz se quebraba constantemente, y diría que Alexis no entendió ni un pimiento de lo que le conté. A continuación agaché la mirada ,y él con  la mano, me cogió muy suave y dulcemente  la barbilla y me él me levantó el rostro.-                                                                                                 -Es que la adoro...-<<Joder!>>me paré  a pensar y me vino a la mente aquel curioso sueño de los ojos rojos. ¿¡El individuo de mi sueño...era Alexis!?...<<Imposible...>>pensé<<Es tan solo un estúpido sueño >> ,<<Joder, qué lio !>> -Dije de nuevo  para mis profundos  y solitarios adentros.-                                                                                                                - Alexis...¿de donde has sacado esas palabras?-dije incluso asustada-                                                                                                          -Mi  vida...es que es muy difícil de explicar ...y si te lo explico me tomaras por loco.-   Definitivamente, aquello era un sueño.-                                  -Insisto. Por favor Alexis necesito respuestas. –Un tenue silencio permaneció durante largos segundos.-¿ Y bien?.-dije indignada. Él se limitó a dedicarme una preciosa sonrisa .-Bien, esta noche he soñado con ... y con un chico, que creo que eres tu, que me decía que la adoraba...!Y luego decía... unas palabras extranjeras. Y ahora  tú...y las palabras...?!.-  se quedó algo paralizado ya que mi larga explicación no había servido de nada .Y es que estaba tan nerviosa que no era capaz ni de explicar hechos correlativamente y con sentido. Me  miraba continuamente ,como si fuera Santa Claus y sus renos repartiendo regalos en primavera.
Cogió aire para darme una explicación, pero se quedó sin palabras, cosa que me dibujó una reluciente sonrisa pícara en la cara.-                                                                                                                  -No es nada malo bellísima, solamente es ...difícil de explicar .-sonrió y un borrón negro substituyó su lugar. Milésimas de segundos después apareció detrás mio pegado a mi espalda, me apartó el pelo y colocó sus finos labios en mi cuello.-No llegarías ni a imaginar lo mucho que me cuesta resistirme a todos los humanos, por suerte, siempre hay excepciones....-De golpe su cara se volvió inexpresiva-Dentro de poco , tu también serás una excepción ,como yo ,así que el próximo miércoles, te vendré a buscar. Ten mucha ropa de recambio en una maleta, calcula mas o menos un mes.
-¿Estas loco?-dije con los ojos fuera de sus órbitas-¿me estas proponiendo una escapada de casa ?-                                                         -No la propongo bellísima, la exijo. Y es por tu bien, a no ser que prefieras morir bajo el sol –me vaciló .-                                                          -¿Perdona?  ¿Este es el típico piropo de: ”bombón, no te pongas al sol que te derrites”?-Sonreí, pensando que era una broma o algo similar, pero su rostro permaneció serio.-                                                     -Sam, hazme caso por favor ,es peligroso que permanezcas aquí más de dos semanas.-vaciló de nuevo , o eso creía yo.-                                                          -Para comenzar tú no dirás lo que yo tengo o no que hacer. Y para... acabar no moriré , y muchísimo  menos achicharrada  bajo el sol.-yo vacilé más aún -                                                                                      -Sigues siendo igual de cabezona por lo que veo.-Reapareció la reluciente  y atractiva sonrisa de antes.-Muy bien entonces, si tú eres cabezona yo lo soy más;  el miércoles a las siete de la madrugada estaré en la  puerta de tu casa con una moto “Yamaha” negra ,esperaré un cuarto de hora, si no bajas subiré a tu habitación y te raptaré.-Sonrió, aunque siendo sincera no tenia gracia. ¿Me estaba amenazando  con raptarme y se reía?-                                                                                                 -¿Alexis no irás en serio?-mi rostro se volvió tan serio que la atractiva sonrisa de Alexis desapareció por completo.-                          -Esta no es solo mi guerra preciosa , también es la tuya- Alexis me besó en la mejilla y arrastró sus suaves  labios hasta mi cuello, donde me volvió a besar.-                                                                 -Qu...¿Qué?-dije tartamudeando y sin apenas capacidad de comprensión-                                                                                                        -Adiós entonces, hasta el miércoles .-                                                                                                                      -Estas loco.-dije a susurros, aunque igualmente me escuchó.-                          -Por ti.-Dijo con una sonrisa pícara en la cara, y después desapareció dejando en su lugar un tenue borrón negro que apenas duró un par de segundos.
Solo tenia  tres palabras para  describir la situación; locura, increíble e incompresible. Y es que había tantísimas cosas que no entendí...Lo primero era la descripción física de Alexis. Tenia los ojos de un rojo intenso casi indescriptible, y su piel era pálida y helada al tacto, cosa que no tenia sentido para nada. Y es que la gente “normal” no llevaba lentillas cuando no tocaba, ni tenia la piel  helada y pálida. Pero la palidez tenia una explicación mas o menos lógica; puede que en dos años no haya salido al tranco de la puerta ni para saludar a los basureros.<<Bobadas...!>>pensé .
Algo que me sorprendió muchísimo fue la capacidad de desplazarse tan rápido, ¿cómo lo hizo? A lo mejor me colapsé  y perdí el conocimiento cortos instantes .O quizás no era nada en especial. Simplemente por el hecho de que estaba soñando. Me paré en seco en la puerta de la universidad y me pellizqué exageradamente en la mejilla.
Un grupo de chicas que estaban charlando se me quedaron mirando como si hubieran visto aterrar un OVNI. <<Genial, almenos se que no estoy soñando...>>Miré mi reloj y teóricamente llegaba tarde casi dos horas, así que me di media vuelta y volví a mi casa.
Aquel día era un día de locos; me encuentro a Alexis , me dice que me “secuestrará” y que haga las maletas para más de un  mes, y comienza a decir frases sin  pies ni cabeza <<Oh dios... lo que no me pasa a mi ,no le pasa a nadie...>>pensé.
      

domingo, 1 de enero de 2012

Capítulo 1

-Sam, levántate de una vez ,que ya es de día! –Dijo me hermano Erik destapándome.-
-Qué haces ...?-Miré hacia mi reloj <<joder>>eran las seis de la madrugada! Si no espabilaba llegaría tarde! a pesar de saber lo justa que iba ,pasé un poco y inconscientemente los párpados se me cerraron solos y de tal sueño  no pude  casi ni vocalizar correctamente las palabras.-  ¿no tienes cosa mejor que hacer  que venir a mi habitación a tocar las narices? Tú tranquilo yo ya me espabilaré...? -Me tapé con el edredón de nuevo , esperando que aquel pequeño diablillo se marchase de mi cuarto , pero no fue así.-
-Sam...!-Dijo Erik en tono quejambroso y me volvió a destapar.-
-Joder...-Susurré.  Cerré los ojos de nuevo intentando conciliar el sueño, cosa que no podría hacer si el plasta de mi hermano no se iba de la habitación .Entonces , yo seguía siendo consciente de que llegaba tarde a la Uni.-
-Pero Sam!- Repitió mi nombre a gritos mientras me sacudía fuerte-Yo quiero jugar a fútbol!
-¿Que a caso me ves cara de “Leo Messi”?  -Le dije entre burlas-
-¿Y tu me ves cara de inútil? -dijo con el ceño fruncido.-
-No voy a discutir ni un segundo más, si quieres jugar a pelota juega con el perro !-Aquello debía de ser una pesadilla . Parecía mentira  , pero  yo tenia 16 años, dentro de poco 17. Y es que  no estaba  por jugar a fútbol, o por hacer puzles de “Spiderman” y de “Bob esponja”. Yo ya era adolescente y  prefería comprarme  muchísima ropa o dar mis clases particulares de Piano.
-¿Con Jaki?- Sorprendido de mi respuesta, Erik miró  por la ventana-  ¡Pero si aún está durmiendo!
-¿Quieres otra opción ?- dije entre risas dormidas-
-No la digas, que esta me la se.- frunció el ceño  y comenzó a dar vueltas por la habitación- ¿¡ quieres que juegue con la pared!?- dijo al fin. Nunca me llegué a imaginar lo listo podía llegar a ser mi hermano.
-Muy bien!  -exclamé sin ganas-   Ahora, mejor déjate de jueguecitos y...¿ qué tal si haces el desayuno? -Le dije haciendo pucheritos.-Yo enseguida bajo .
-Pero... –Le miré con cara de pena .-de acuerdo, pero  vístete rápido- << Quizás se crea responsable...>> dije  para mis adentros. Esa frase me dibujó una reluciente  sonrisa en la cara.-                       - ¿De qué te ríes?-dijo Erik con una extraña  mueca en su cara de crio.-                                                                        
 -Paranoias mías...-Erik me sonrió alegremente sin comprender demasiado mis  repentinos y diferentes cambios de humor y cerró la puerta de mi habitación.<<aleluya>>pensé.
Soy Sam Klinnd, tengo 16 años, vivo en California con mi hermano Erik, mi padre Taylor y mi madre Susan. Yo siempre he creído que mi vida no tiene nada en especial. Alexis , mi mejor amigo vive a 3.000 kilómetros de distancia de mi casa .Nos conocimos a los 3 años y era mi vecino. Desde nuestra mudanza no he vuelto a verlo, no tiene ni correo electrónico ni <<messenger>> ni <<facebook>>, así que no he podido hablar con él. Tampoco me coge el teléfono.
En el nuevo instituto no he conseguido tener  amigos. Me paso los días totalmente sola y por eso cada dio me parece mas monótono al anterior, cosa humillante y agotadora
Mientras me vestía, no podía parar de pensar en los ojos rojos de mi sueño, y me hacia preguntas como<<¿Quien era aquel chico?>> <<Por qué tenia los ojos de semejante color?>>,<<Qué quería de mi?>>.De golpe me despreocupé de todas aquellas preguntas pensando en la típica frase  de;<<Total, es solo un sueño>>.
-Sam, espabila que llegarás tarde !-Dijo mamá desde la cocina , interrumpiendo mis pensamientos.-
-Enseguida bajo!-Cogí mi maleta y bajé las escaleras a trote-Buenos días ,mamá  - La besé en la mejilla y sonreí con pocas ganas-
-Buenos días cielo, aquí tienes tu desayuno- Me dio una bolsa con un bocadillo y un zumo de piña. ( Aunque la verdad es que a la hora del almuerzo siempre voy a la cafetería y me pido un café y un “donnut”)   .-espero que te guste, es de jamón dulce.-   Me dijo las cuatro ultimas palabras en voz algo más baja y en la oreja, como si se tratase de un secreto .Eso sí ,con una ancha sonrisa en su rostro. Tenia que pensar que  nadie le había enseñado a cómo ser madre, y ni mucho menos, me quejo de su manera de ser, pero es que ya soy adolescente y voy a la universidad, no a primaria.-
-Em...-<<Ten cuidado con lo que dices Sam...>> me dije a mi misma intentando no cagarla demasiado – Pues ...emm... Qué rico... A mi me encanta el jamón dulce...-<<Mierda, ya la he cagado...>>pensé.
-¡Perfecto!- dijo mamá -Si tanto te gusta cada día te podré lo mismo ,¡la gente de tu universidad te envidiará!-Dijo mama nuevamente con una ancha sonrisa en la cara.-
-...claro.-¿Pero es que en esta casa no había nadie con un mínimo de inteligencia?-En fin , yo me voy que llegaré tarde- En realidad no me importaba llegar tarde, lo que quería era irme de aquella casa de locos cuanto antes mejor .-Adiós-dije al fin-
-Adiós Sam!-dijeron  mamá y Erik casi a coro, mientras mamá agitaba la mano con fuerza- Salí a la calle y me dirigí hacia el instituto. Estaba empezando un largo día para mí , aunque yo no lo supiera.